Patrimonio

Primeros Pasos

Primeros Pasos

 

La Herguijuela ocupa un precioso rincón  de la Ribera del Guadiana, hacia el norte, cerca de la Ciudad de Trujillo, en el camino de Córdoba y Guadalupe.

Un escalón que pasa de la vertiente del Tajo con alturas medias de 600 metros a la del Guadiana donde bajaremos de los 400 metros y donde la vida va a cambiar sustancialmente.

Situada entre dos magníficas montañas, Pedro Gómez hacia el norte y la Serrezuela con su máxima altura en el cerro de los Lagares hacia el sur-oeste. Ambos caen sus cumbres desde los mil metros en picado hasta un plácido regazo que recrea idílicas llanuras en cotas inferiores a 450 metros.  Así, el monte casi vertical y la dehesa del llano se dan la mano como en pocas partes.

IMG_3187-(1200x800)El espacio está ordenado de tiempos remotos para los usos tradicionales que aprovechaban los recursos de la tierra de una manera sostenible.

Así, las barreras de Pedro Gómez es un territorio salvaje, donde la ganadería extensiva de vacas, ovejas e ibéricos tienen el espacio justo antes que el monte tome pendiente y haga imposible sus tránsitos; ya es tierra de caza, toda la barrera se llena de un monte espeso de encinas y jaras donde jabalíes y ciervos reinan sobre una flora y fauna totalmente vírgenes.

Son fincas de tamaños  considerables, al alcance de muy pocos, antiguamente tierras comunales.

 

IMG_2979-(1200x800)Sin embargo, las barreras de la Serrezuela y los Lagares, al estar de umbría es mucho mas fértil. Así se va a llenar de olivos y vides que llegan a cada rincón.

En trozos con bancales y en trozos donde los árboles se agarran a la pendiente en difícil verticalidad.

Es, sin duda, uno de los montes mas bellos de Extremadura, parece como un gran pueblo lleno de vida por doquier. Hermosos palacetes donde prima la armonía y el detalle, grandes y sobrios caserones, mansiones de verano de grandes señores. Muchos Lagares… edificaciones pensadas para el cultivo y la transformación de la  vid en vino y para la buena vida. Hay tantos que dan nombre a la mayor elevación.

  IMG_3127-(1200x800)

Los Lagares de la Serrezuela son un atractivo indudable, a través de ellos se pueden adivinar muchos detalles de la vida cotidiana de las personas que vivieron trabajaron en ellos, también de la historia, pues hay de diferentes épocas. Está muy partido en fincas de pocas hectáreas por lo general.

IMG_3007-(1200x800)Los llanos mas ricos y frescos se destinan a olivar, hay poco terreno desmontado, por lo que las siembras de cereal son escasas. La mayor parte es dehesa de encinas donde la ganadería extensiva vuelve a ser el uso mas común, a la vaca retinta, la oveja merina o el cerdo ibérico se añaden reses bravas de importantes toreros. A medida que nos alejamos del pueblo, las fincas aumentan de tamaño de forma exponencial.

Lugares muchos habitados en otros tiempos y hoy prácticamente yermos donde asoman asombrosas construcciones, la mayor parte edificios antiguos, restos de pequeñas aldeas o castilletes de vigilan las vías de comunicación.

IMG_2774-(1200x800)También podemos encontrar huertos cerca de cauces que menguan y desaparecen en verano, en los manantiales de la Sierra de los Lagares sobre todo y a la vera de los pozos, muchos pozos; el subsuelo aparenta una importante riqueza hídrica. El cultivo es doméstico, tanto de invierno como de verano.

El termino se divide por altas cumbres, pequeños ríos y caminos históricos. Estas se defienden por Torres, Torrrecillas y Castillejos, testigos de los muchos tránsitos que han tenido a lo largo de los tiempos. Al oeste y norte son las cumbre de Pedro Gómez y la Serrezuela de los Lagares. La Torrecilla vigila el Puerto y los Castillejos, el camino de Garciaz. El sur es una punta de lanza que llega a otros Castillejos, estos en una suave loma a la vera del Arroyo Alcollarín. Este arroyo estacional será básicamente el límite Este del término municipal. La linde Oeste busca los caminos que suben hacia el cerro Gurugú, tomando Valdozosillo para sí vigilados por la Torre de Miranda.

La querencia natural del pueblo es hacia las montañas, teniendo grandes relaciones con sus vecinos del Pago de San Clemente, de Madroñera y  Garciaz, con el cercano Conquista de la Sierra mas que con Santa Cruz al sur.

IMG_2817-(1200x800)

IMG_1667-(1024x683)La historia antigua resuena en cada valle del término, por todas partes afloran ecos que nos retrotraen miles de años, donde las divinidades celtas encontradas y los castros de la Edad del Hierro nos dibujan un escenario lleno de vida desde los primeros tiempos.

El esplendor romano está plenamente representado en sus mas de veinte aras, lápidas y otros restos que se extienden hasta la época visigoda.

Del árabe no sabemos casi nada, del medievo posterior tenemos los primeros documentos sobre nuestra población datan de 1350, en el Libro de Montería que escribió el rey Alfonso XI, el descubridor de Guadalupe. Aparece el pueblo y ya también con la iglesia, que está en la raíz del nombre. A partir de entonces Herguijuela camina bajo los designios de Extremadura dentro del orden hispánico.

IMG_1784-(1024x683)Así empieza un sangría recurrente, que cada pocos años vacían nuestros pueblos en pos de un porvenir que aventuran difícil en su pueblo: de los primeros, los que participaron en el descubrimiento y conquista de América hasta la reciente despoblación iniciada en los años 50, que pasa de 1608 habitantes a los 370 actuales.

El pueblo antiguo se articula en torno al camino que históricamente unía dos de las ciudades mas antiguas de la península: Trujillo y Córdoba. Esta vía quedó relegada a final de la edad media por el camino de Plasencia, Trujillo y Cáceres hacia Guadalupe y Toledo.

 

IMG_1675-(1024x683)En las calles principales encontramos casas de considerable fábrica, entramados de bóvedas que sostienen los pisos superiores. En el resto, alternan casas de diferentes estilos, casi todas mas bajas; de un nivel, ya que el bajo teja es bajo y se aprovecha de trastero, para guardar el grano y otros productos.

Estas casas, raramente tiene bóvedas de ladrillos, con vigas de roble o castaño y entramados de algunos arbustos o cañizos recubiertos con cal.

IMG_1689-(1024x683)De las ermitas que había no queda mas que rastros y edificios modificados: los Mártires, San Roque... algnos vagos recuerdos, otros nos quedan topónimos en barrios y campos que permiten llegar un poco más allá en el conocimiento del lugar.

Un vistazo aparte merece el complejo de construcciones de los Condes de la Calzada. Con el Molino, las casas grandes y la huerta conformaban un amplio espacio que hoy, en buena parte se usa para fines sociales y dotación municipal.

 

 

IMG_1952-(1024x683)

Tipo
Otro